En una sociedad donde las tecnologías predominan por el entretenimiento que generan desde una tableta o un teléfono celular inteligente, leer un libro de repente podría ser considerado como una actividad del siglo pasado. No hay nada más equivocado, porque la lectura sigue siendo primordial, pero ...